jueves, 10 de marzo de 2011

Características de las plantas

Las plantas son seres vivos que no se pueden desplazar.

Plantas

Son capaces de fabricase su propio alimento. Para ello necesitan la luz del sol, el agua, las sales minerales del suelo y el aire. Durante este proceso producen el oxígeno que respiramos todos los seres vivos.

Luz del sol

Están constantemente creciendo y pueden vivir desde unos días hasta unos cientos de años.

Son muy importantes para el buen funcionamiento del planeta porque:
  • sirven de alimento a muchos animales

Las plantas como alimento

  • intervienen en el clima aportando humedad y una temperatura estable
  • protegen el suelo evitando que se desgaste

¿Conoces algún cuento sobre plantas? Aquí tienes uno:

EL PEQUEÑO TULIPÁN ROSA

Había una vez un pequeño tulipán que vivía bajo tierra a la sombra de una casa. Estaba allá solo y muy tranquilo en la oscuridad y el silencio.

El pequeño tulipán rosa

Un día oyó "tap tap" en la puerta. ¿Quién es? Soy la lluvia que quiere entrar, dijo una pequeña voz triste y dulce. No se puede entrar, contestó el tulipán.

Al cabo de unos días se oyó un extraño ruido, como un cuchicheo "chu chu" cerca de la ventana. ¿Quién es?, preguntó el tulipán. Soy el sol que quiere entrar, dijo una voz clara y alegre. ¡No! ¡No! No se puede entrar, dijo el pequeño tulipán.

Pasaron los días y el tulipán percibió un breve soplo y preguntó ¿quién está aquí?. Soy el viento que quiere entrar “bis-bis”. !No! !No! No se puede entrar, dijo el pequeño tulipán.

Algunos días más tarde oyó de nuevo "tap tap" en la ventana "chu chu" por el ojo de la cerradura y "bis bis" por la pequeña chimenea. ¿Quién es? gritó él. Somos la lluvia, el sol y el viento, respondieron las tres voces... ¡y queremos entrar!

Bien, bien, dijo el tulipán. Ahora que habéis venido juntos os dejaré pasar.

Abrió la puerta muy despacito y entraron en la casa.

La lluvia tomó la mano izquierda del pequeño tulipán, el sol le tomó la mano derecha y el viento se puso a soplar detrás de él. Entre los tres lo arrastraron muy aprisa, muy aprisa, hasta la superficie del jardín y allá en lo alto lo dejaron.

¡Asoma la cabeza a través de la tierra! le dijeron.

El tulipán asomó su cabeza y de pronto se encontró en medio de un bonito jardín. No había aún muchas flores, pero los pájaros lo saludaron con sus alegres cantos y los rayos del sol se reflejaron en su cabecita rosa. ¡Había llegado la primavera!

Primavera

Al poco rato llegaron unos niños, y al verle palmotearon con alegría. ¡Viva! ¡Viva! Ya ha salido el tulipán rosa, ¡Vamos a decírselo a mamá, se pondrá muy alegre!

Y el pequeño tulipán se sintió muy feliz.

(Adaptación del cuento de C. Royant)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada